Medidas especiales de protección para el personal y clientes adoptadas en Hospital Veterinario Puchol

En Hospital Veterinario Puchol, como centro sanitario, seguimos garantizando el servicio médico a los animales de compañía.

Desde antes del inicio de la crisis sanitaria hemos implementado medidas drásticas para garantizar tanto la protección de nuestro personal como de nuestros clientes.

Estas medidas se basan en las recomendaciones de las autoridades sanitarias y, en aquellos casos, en los que dichas recomendaciones son poco restrictivas a nuestro criterio, hemos diseñado medidas propias para evitar la expansión de la pandemia en nuestro centro.

Desde la puesta en marcha de dichas medidas hace más de 15 días ningún miembro de nuestro personal ha mostrado signos de la enfermedad.

 

A continuación exponemos las medidas adoptadas:

 

Para evitar la exposición innecesaria de nuestro personal, hemos disminuido el número de empleados presenciales, de manera que actualmente solo acuden a trabajar el número mínimo de empleados para garantizar un servicio óptimo a nuestros clientes. Se han tenido en cuenta los siguientes criterios a la hora de seleccionar el personal exento de acudir al hospital:

 

  • Aquellas personas que pertenecen a grupos de riesgo (edad, problemas.

  • Aquellos trabajadores con dificultad para conciliar.

  • Aquellos trabajadores que habían viajado a zonas de riesgo antes de inicio de la crisis sanitaria en España.

  • En los servicios en los que es posible y teniendo en cuenta criterios epidemiológicos, se ha dividido el personal en equipos que rotan cada 15 días.

  • No acuden a trabajar aquellos empleados que hayan presentado algún tipo de síntoma que pudiese estar en relación con el COVID-19 o que hayan estado en contacto con personas que hayan presentado dichos síntomas.

  • Una vez que aquellos empleados afectados o sospechosos reciben el alta médica, el Hospital Veterinario Puchol ha decidido que continúen en su domicilio al menos durante 2 semanas suplementarias, para proteger al resto del personal.

 

Para el personal que acude al hospital y pensando también en nuestros clientes hemos implementado medidas de protección:

 

  • Todo el personal del Hospital Veterinario Puchol utiliza mascarillas durante la jornada laboral. También se utilizan guantes para el manejo de los animales y existe un protocolo de lavado y desinfección de las manos cada hora.

  • El personal de recepción está protegido con mamparas y existe una barrera señalizada en el suelo para que los clientes no se puedan aproximar a más de 1 metro de distancia.

  • Se han prohibido las visitas a animales hospitalizados, cada animal debe acudir únicamente con una persona a consulta, en la sala de espera los clientes están separados más de 1 metro unos de otros, a los clientes se les da la opción de esperar en el coche o en la terraza a ser llamados con el fin de evitar el acúmulo de personal en la sala de espera. Los clientes acuden con mascarillas y guantes.

  • Se evita cualquier contacto físico con el propietario y se intenta mantener la separación mínima de un metro. El propietario entra a la consulta solo en casos imprescindibles.

  • Si un cliente ha presentado síntomas de la enfermedad se insiste en que no acuda el mismo al hospital, el animal se recibe en el exterior del centro y siempre se manipula con guantes y mascarilla.

  • Hemos intensificado los servicios de limpieza. Cada dos horas el auxiliar responsable de cada área limpia con agua de lejía teclados de ordenadores, teléfonos y botones de apertura de puertas y ascensor.