La historia de Cata y su hernia discal Así se recuperó este bulldog francés de su hernia discal

Todo pasó muy deprisa. Como suele suceder en los perros con hernias discales recibimos una llamada de teléfono indicando que el paciente no podía caminar de forma súbita. 

Nuestros compañeros del Hospital Veterinario Estoril, no lo dudaron y actuaron rápidamente y con total coordinación. Nos facilitaron todos los datos para que estuviéramos preparados.

Cuando Cata, una guapísima bulldog francés, llegó al Hospital Veterinario Puchol ese lunes de julio, todo estaba preparado.

 

¿Qué le pasaba a Cata?

El Servicio de Neurología, exploraron rápidamente a Cata. El animal arrastraba sus extremidades posteriores y no se sostenían pie.

Estos signos clínicos son típicos de procesos agudos que suceden a nivel de médula espinal, como pueden ser, traumatismo vertebrales, hernias discales, trombos, etc. Cata mantenía una buen sensibilidad y dolor profundo de en sus patitas…parecía que «habíamos llegado a tiempo».

Rápidamente se optó por realizar una Resonancia Magnética de Urgencia, donde la radióloga confirmó lo que nos temíamos, un daño medular severo en las vértebras lumbares L4, L5 y L6, producido por la extrusión de material discal de forma aguda.

¡Cata tenía una discal que había que atender sin perder tiempo!

 

Resonancia de Cata

Cata necesitaba una cirugía urgente

Con estos datos, sabíamos que el paciente requería de cirugía, y cuanto antes mejor.

En este tipo de hernias, se necesita abordar la zona de la médula donde está el material discal roto y comprimiendo y retirarlo de manera cuidadosa, permitiendo así que la inflamación y el daño medular empiece a reducirse poco a poco.

Esta cirugía recibe el nombre de Hemilaminectomia, y en el caso de Cata, necesitó, abordar los espaciaos que existen entre la vértebra Lumbar L4 y L5 y L5 y L6.

¡La cirugía había sido un éxito! Ahora tocaba hospitalización para valorar el progreso y reducir el dolor.

La recuperación: Cata empieza a caminar

Fueron 48 horas muy intensas, controlando el dolor y haciendo rehabilitación intensiva en el hospital, pero al tercer día, Cata se mantenía en pie, y podía dar sus primeros pasos.

La coordinación de los Servicios de Neurología, Imagen, Anestesia, Cirugía, Hospitalización y Rehabilitación había dados sus frutos. Es increíble ver recuperarse a estos pacientes que acuden paralíticos al hospital y que caminan unos días después gracias  nuestros cuidados y a la confianza de sus propietarios.

 

Ahora a Rehabilitación

Quedan varias sesiones de Rehabilitación. Lo normal para un paciente que ha sufrido un cuadro clínico tan severo.

Sesiones de TENS, Cinesiterapia activa y cinta subacuática, LASER en la zona quirúrugica.

Cata es muy participativa y constante, sin duda eso ha favorecido su buena recuperación.

 

Agradecimiento Cata al Hospital Puchol

 

Historias como la de Cata suceden cada día en nuestro Hospital y en muchas clínicas y hospitales de nuestro país. 

La predisposición de algunas razas a  sufrir hernias discales debe ser conocido por sus propietarios, ya que deben reconocer rápidamente los signos clínicos que producen y acudir de forma urgente a un veterinario.

Nuestro sincero agradecimiento a los propietarios de Cata y a nuestros compañeros del Hospital Veterinario Estoril por su confianza y amabilidad.

 

Hospital Veterinario Puchol

Tags:
Comentarios
  • Clara dice:

    Como propietaria de Cata tengo que decir que mi Cata volvió a nacer gracias al equipazo de este hospital y a nuestro veterinario habitual que nos recomendó acudir a Puchol de inmediato para actuar a tiempo. El equipo Puchol está formando por grandísimos profesionales que te atiende con cariño y sensibilidad desde que entras por la puerta y en particular quiero hacer mención del director y cirujano Dr. Jose Luis Puchol que llevó a cabo una gran intervención que devolvió a mi chica la posibilidad de seguir con nosotros y poder volver a caminar. Continúo con Aurora Amigo Cancela la neuróloga que se volcó en su evolución cada día que se quedó hospitalizada. Tengo que decir que su dulzura y delicadeza me hicieron estar más tranquila mientras esperaba las noticias sobre la evolución de Cata. Nunca se me olvidará la llamada tras la primera noche de evolución en la que aún Cata no mostraba evolución si no tan sólo estabilidad y no eran malas noticias pero tmp buenas y la que sin duda no olvidaré fue la llamada del día siguiente, ni 48h después y ya había una mejora, había esperanzas de recuperación porque Cata ya había hecho pis y había movido una patita levemente. A partir de ahí las llamadas diarias que esperaba con tanta angustia se habían convertido en una pizca de esperanza diaria en la que solo había lugar para buenas noticias y así fue. Día a día fue mejorando y en 5 días la teníamos de nuevo con nosotros. Fue increíble volverla a ver caminando en tan solo 5 días y de eso tiene mucha culpa Almudena García su técnico de rehabilitación que trabajando mano a mano con el aérea de neurología llevaron a cabo unos ejercicios y aplicaron unas técnicas para que Cata aprendiera a andar de nuevo. Me parecía increíble, Cata volvía a andar, se tenía en pie, hacía sus necesidades por si sola… búa no puedo explicarlo con palabras. Ahora tocaba cuidarla en casa, seguir con los ejercicios y acudir a las sesiones de rehabilitación pautadas por neurología. La coordinación de su trabajo ha hecho que Cata hoy esté como nueva y podamos seguir disfrutándola muchos más años. GRACIAS EQUIPAZO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *