Enfermedades cardiacas en perros y gatos Patricia Gómez Servicio de Cardiología

El Servicio de Cardiología cuenta con una nueva veterinaria que refuerza la atención sanitaria diaria de pacientes con enfermedades cardiacas en el Hospital Veterinario Puchol.

Patricia Gómez, hasta ahora una de las veterinarias responsables del servicio de urgencias, se incorpora al servicio de Cardiología.

La gran experiencia de nuestra compañera en atención de pacientes de urgencias y sus conocimientos de cardiología, se suman a la experiencia de Lola Porteiro, Diplomada Europea en cardiología y responsable del Servicio de Cardiología de nuestro hospital.

Hemos pedido a Patricia que responda a preguntas cotidianas sobre enfermedades cardiacas que con frecuencia nos hacen los propietarios en la consulta de cardiología.

 

¿Cuáles son las patologías cardíacas más frecuentes en el perro?

 

revisión de perro sobre enfermedad cardiacaEn los perros, las enfermedades del corazón pueden ser de dos tipos: aquellas con las que nacen, conocidas como congénitas, y las que adquieren a lo largo de su vida, llamadas enfermedades adquiridas.

Las enfermedades adquiridas del corazón son más comunes. Estas pueden desarrollarse por diferentes razones, como otras enfermedades que el perro pueda tener (por ejemplo, trastornos hormonales), su alimentación (como en casos de cardiomiopatía dilatada relacionada con la dieta), o infecciones que afectan al corazón (tal como la endocarditis, una inflamación del revestimiento interno del corazón).

Por otro lado, las enfermedades congénitas, que están presentes desde el nacimiento del perro, son menos comunes, representando menos del 5% de los casos. Estas enfermedades suelen ser hereditarias y están presentes en el perro desde su nacimiento.

 

¿Cuáles son los factores externos más comunes que pueden provocar una enfermedad cardíaca?

 

Hay varios factores externos que pueden aumentar el riesgo de que un perro desarrolle enfermedades del corazón. Los más comunes incluyen:

 

Dietas Inadecuadas

 

Al igual que en los humanos, la alimentación de un perro juega un papel crucial en su salud cardíaca. Algunos tipos de dietas, especialmente aquellas que no están equilibradas o que carecen de ciertos nutrientes esenciales, pueden llevar a problemas cardíacos. Por ejemplo, ciertas dietas han sido relacionadas con la cardiomiopatía dilatada, una enfermedad que debilita y agranda el músculo cardíaco.

 

Enfermedades Endocrinas

 

Estas son enfermedades relacionadas con las hormonas y las glándulas que las producen. Problemas como el hipotiroidismo (bajo funcionamiento de la glándula tiroides) pueden tener un impacto en la salud cardíaca de los perros.

 

Agentes Infecciosos

 

Las infecciones, particularmente aquellas que afectan al corazón o al revestimiento de los vasos sanguíneos, también pueden conducir a enfermedades cardíacas. Un ejemplo es la endocarditis, que es la inflamación del revestimiento interno del corazón, generalmente causada por una infección bacteriana.

 

¿Hay razas caninas con mayor predisposición a padecer enfermedades cardíacas?

 

Sí, ciertas razas de perros tienen una predisposición genética a desarrollar enfermedades cardíacas, tanto congénitas (presentes desde el nacimiento) como adquiridas (que se desarrollan a lo largo de la vida).

Por ejemplo, el Cavalier King Charles Spaniel tiene una tendencia a desarrollar una enfermedad adquirida llamada enfermedad mixomatosa de la válvula mitral. En esta condición, la válvula mitral del corazón se degenera, lo que puede llevar a problemas cardíacos como insuficiencia cardíaca.

En el caso del Doberman, es conocido por su predisposición a la cardiomiopatía dilatada, una enfermedad donde el corazón se agranda y no puede bombear sangre eficientemente. Esta condición es grave y puede afectar significativamente la calidad de vida del perro.

El Bichón maltés, por otro lado, es una raza que frecuentemente presenta una enfermedad cardíaca congénita conocida como conducto arterioso persistente. Esta es una condición en la que un vaso sanguíneo que normalmente se cierra poco después del nacimiento, permanece abierto, lo que puede llevar a complicaciones cardíacas si no se trata.

 

cavalier king charles spaniel propensos a enfermedad cardiaca
Cavalier king Charles spaniel

 

¿Es necesario un seguimiento más detallado para perros de razas con predisposición a enfermedades cardíacas? ¿Qué tipo de seguimiento veterinario se recomienda?

 

Para los perros de razas con predisposición a enfermedades cardíacas, es aconsejable un seguimiento veterinario más detallado desde que son cachorros. Esto ayuda a identificar cualquier problema cardíaco desde una etapa temprana, lo cual es clave para un tratamiento más efectivo y una mejor calidad de vida.

Los chequeos regulares con su veterinario son fundamentales. Durante estos chequeos, el veterinario realizará una exploración física completa del perro, prestando especial atención a su corazón. Esto incluye escuchar su corazón con un estetoscopio para detectar cualquier soplo o irregularidad en los latidos.

Además, se pueden utilizar pruebas complementarias para obtener una imagen más clara de la salud cardíaca de su mascota. Por ejemplo:

 

  1. Radiografías: Estas imágenes pueden mostrar cambios en el tamaño y la forma del corazón, así como en los pulmones, que pueden indicar problemas cardíacos.
  1. Ecocardiografía: Esta es una ecografía del corazón que permite ver cómo está funcionando. Puede identificar problemas en las válvulas del corazón, en el grosor de las paredes del corazón y en cómo se mueve el corazón cuando late.

 

Empezar con estos chequeos y pruebas desde que el perro es joven y continuarlos regularmente a lo largo de su vida es una excelente manera de mantenerse un paso adelante en la salud cardíaca de su mascota.

 

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene un problema cardíaco?

Los signos de problemas cardíacos en perros pueden variar y dependen del estado de avance de la enfermedad. Aquí hay algunos síntomas a tener en cuenta:

 

Síntomas Iniciales

 

En las primeras etapas de una enfermedad cardíaca, los síntomas pueden ser sutiles y no específicos. Tu perro podría mostrar debilidad general o una intolerancia al ejercicio que antes no tenía. Esto significa que se cansa más rápido o parece menos dispuesto a realizar actividades físicas que antes disfrutaba.

 

Síntomas de una Enfermedad Avanzada

 

A medida que la enfermedad cardíaca progresa y el corazón se vuelve menos eficiente, los síntomas se vuelven más graves. Esto puede incluir síncopes o desmayos, lo cual ocurre cuando el cerebro no recibe suficiente oxígeno debido a la disminución del flujo sanguíneo. También puedes notar dificultad respiratoria en tu perro.

 

Edema Pulmonar

 

Una causa común de dificultad respiratoria en perros con enfermedades cardíacas es el edema pulmonar. Esto ocurre cuando el corazón no bombea la sangre de manera eficiente y se acumula líquido en los pulmones, lo que dificulta la respiración normal de tu mascota. Los signos de edema pulmonar incluyen respiración rápida, tos, y un esfuerzo notable al respirar.

Si observas alguno de estos síntomas en tu perro, es crucial consultar a un veterinario lo antes posible para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

 

Radiografía de paciente de cardiología
Radiografía de paciente de cardiología

 

¿Por qué se produce la degeneración mixomatosa de la válvula mitral en los perros? ¿Es muy frecuente esta enfermedad?

 

La degeneración mixomatosa de la válvula mitral (DVM) es la enfermedad cardíaca más común en los perros, representando aproximadamente el 75% de todos los problemas cardíacos en esta especie. Se estima que alrededor de un 10% de los perros atendidos en clínicas veterinarias presentan alguna forma de patología cardíaca, y la DVM es la más frecuente entre ellas.

Esta enfermedad afecta principalmente la válvula mitral del corazón, que se encuentra entre la cámara superior (la aurícula) y la cámara inferior (el ventrículo) del lado izquierdo del corazón. Afecta en especial a perros de razas pequeñas y de edad media a avanzada.

En la DVM, con el tiempo, la válvula mitral se deforma y se vuelve más gruesa, lo que impide su cierre adecuado. Esto permite que la sangre se regurgite o vuelva al ventrículo izquierdo con cada latido, en lugar de fluir hacia adelante como debería. Al principio, la cantidad de sangre que se regurgita puede ser pequeña, pero esta aumenta progresivamente a medida que la enfermedad avanza.

Aunque la causa exacta de la DVM aún no se conoce completamente, se sabe que es un proceso degenerativo y no se asocia a enfermedades infecciosas o inflamatorias. La investigación sugiere que podría haber un componente genético involucrado, especialmente en razas pequeñas donde la prevalencia de la enfermedad es notablemente alta.

 

Paciente con cardiomegalia severa
Paciente con cardiomegalia severa

 

¿Cuál es el pronóstico y tratamiento para un perro con enfermedad mixomatosa de la válvula mitral que llega a urgencias? ¿Qué cuidados necesita después?

 

Cuando un perro con enfermedad mixomatosa de la válvula mitral (DVM) llega a nuestro servicio de Urgencias 24 horas, generalmente es porque ha desarrollado una condición sería llamada edema pulmonar, donde se acumula líquido en los pulmones. Esto provoca dificultad para respirar y requiere atención inmediata.

 

Tratamiento de Urgencia

  • Oxígeno: Lo primero es proporcionarle oxígeno para facilitar su respiración.
  • Medicación: Se administran diuréticos, que son fármacos que ayudan a eliminar el líquido acumulado en los pulmones. Estos se combinan con otros medicamentos que mejoran la función del corazón.

 

Pronóstico

 

La respuesta al tratamiento inicial suele ser buena, pero depende mucho de la gravedad de la enfermedad cardíaca. Con el tratamiento adecuado, muchos perros se recuperan de la crisis inicial.

 

Cuidados Post-Urgencia:

 

  • Revisiones Regulares: Una vez que el perro está estable y recibe el alta, es esencial llevarlo a revisiones veterinarias regulares.
  • Controles: Estos incluyen controles radiográficos, ecocardiográficos y análisis de sangre para monitorear la condición del corazón y ajustar los medicamentos según sea necesario.

 

Monitorización en Casa:

 

Los propietarios pueden jugar un papel clave en la monitorización de la salud de su perro. Es importante controlar la frecuencia respiratoria de la mascota mientras está en reposo, especialmente durante el sueño.

Un perro con DVM estable debe tener menos de 35 respiraciones por minuto en reposo. Si observas que la frecuencia respiratoria es mayor, podría ser una señal de que se está desarrollando nuevamente un edema pulmonar, y el perro debe ser llevado al hospital veterinario de inmediato.

 

imagen de ecocardiografía de paciente con enfermedad cardioaca

 

Si mi mascota tiene un problema cardíaco, ¿puede llevar una vida normal? ¿Qué cambios en la dieta y el ejercicio se recomiendan?

 

Si a tu mascota se le diagnostica un problema cardíaco y no está en una fase muy avanzada y grave, es posible que lleve una vida bastante normal, aunque con algunas modificaciones en su rutina diaria y estilo de vida, especialmente en fases más avanzadas de la enfermedad.

 

Dieta para enfermedades cardíacas

 

En general, se recomienda una dieta moderadamente baja en sal. La sal en exceso puede aumentar la retención de líquidos y la presión arterial, lo cual puede ser problemático para un corazón que ya está trabajando más de lo normal. Tu veterinario puede sugerir alimentos específicos o pautas dietéticas adecuadas para la condición cardíaca de tu mascota.

 

Ejercicio

 

El ejercicio debe ser moderado. Es importante evitar esfuerzos intensos o prolongados, pero un ejercicio ligero y regular es beneficioso, ya que ayuda a mantener una buena circulación y un peso saludable.

La cantidad y tipo de ejercicio adecuado dependerá de la gravedad de la enfermedad cardíaca y la condición general de tu mascota. Tu veterinario podrá aconsejarte sobre el nivel de actividad más seguro y adecuado.

 

Control de Peso

 

Mantener un peso saludable es crucial. El exceso de peso pone una tensión adicional en el corazón, por lo que es importante controlar el peso de tu mascota a través de una dieta equilibrada y ejercicio regular.

Estas modificaciones pueden ayudar a manejar la condición cardíaca de tu mascota y contribuir a una mejor calidad de vida. Recuerda que la asesoría y supervisión de un veterinario son fundamentales para adaptar estas recomendaciones a las necesidades específicas de tu mascota.

 

revisión de gato sobre enfermedad cardiaca
Paciente felino con monitorización de presión arterial

 

¿Cómo se diagnostica y trata la cardiomiopatía hipertrófica en gatos?

 

La cardiomiopatía hipertrófica es la enfermedad cardíaca más común en gatos, afectando a aproximadamente el 15% de la población felina. Es una enfermedad adquirida y en algunos casos está asociada a una mutación genética, lo que significa que puede transmitirse a la descendencia.

 

¿Qué sucede en esta enfermedad?

 

En la cardiomiopatía hipertrófica, el músculo del ventrículo izquierdo del corazón se engrosa. Esto impide que el corazón funcione correctamente, pudiendo llevar a complicaciones como la insuficiencia cardíaca congestiva, edema pulmonar (acumulación de líquido en los pulmones), derrame pleural (líquido en la cavidad alrededor de los pulmones), y en algunos casos, la formación de coágulos de sangre (tromboembolismo aórtico).

 

Diagnóstico en enfermedades cardiacas

 

Examen Veterinario Regular: Un chequeo veterinario regular puede ayudar a detectar signos tempranos de problemas cardíacos.

Auscultación: Uno de los hallazgos más comunes durante un examen veterinario es un soplo cardíaco, que puede detectarse al escuchar el corazón del gato con un estetoscopio.

Signos que los Propietarios Pueden Observar: Dificultad para respirar, debilidad, pérdida de apetito, cojeras o parálisis en alguna extremidad pueden ser signos de esta enfermedad.

 

Tratamiento en enfermedades cardiacas

 

No existe un tratamiento específico para curar la cardiomiopatía hipertrófica, pero sí hay tratamientos para manejar los síntomas y complicaciones.

El tratamiento puede incluir medicamentos para mejorar la función cardíaca, reducir el riesgo de formación de coágulos, y tratar el edema pulmonar o el derrame pleural.

Es importante un seguimiento regular con el veterinario para ajustar el tratamiento según sea necesario y monitorizar la progresión de la enfermedad.

¿Te ha resultado interesante?
Facebook
Twitter
LinkedIn