Prevención de la leishmaniosis canina

La leishmaniosis canina es una enfermedad vectorial causada por protozoos del genero Leishmania que afecta a perros y personas en todos los continentes del mundo, excepto en Oceanía. La leishmaniosis canina está presente en más de cincuenta países con una prevalencia especialmente elevada en la región mediterránea y en regiones de Sudamérica. Es importante señalar que la leishmaniosis se encuentra en expansión hacía el norte de Europa y también en América donde se ha extendido a zonas centrales y del noreste de Estados Unidos, y desde Brasil a Argentina (figura 1).

Distribución de la leishmaniosis canina en Europa (obtenido de Solano-Gallego et al., 2011)

 

La prevención y control de la leishmaniosis en perros se basa en la utilización de insecticidas y en la vacunación contra la enfermedad.

Se ha comprobado que el uso de insecticidas tópicos (especialmente a base de piretrinas y piretroides) reduce la incidencia y transmisión de la enfermedad.

El objetivo de las vacunas contra la leishmaniosis es obtener una adecuada respuesta inmunitaria para evitar la progresión de la enfermedad tras la infección por el parásito. Estudios científicos evidencian una eficacia de prevención de la enfermedad en torno a un 70% de los animales vacunados.

Los veterinarios son los encargados de velar por la prevención de las enfermedades infecciosas. ¡Consulta a tu veterinario!

 

¿Te ha resultado interesante?
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.